ENTREVISTA: Santiago Motta, Director de American Airlines en Perú

0
843

Entrevista a Santiago Motta, Director de American Airlines en Perú

“Nuestro factor de ocupación siempre está por encima del 80%”

Una nueva clase y un nuevo sistema de seguridad de equipaje son las novedades que ha introducido American Airlines pensando en la satisfacción de sus pasajeros. En conversación con T News, Santiago Motta, Director de American Airlines en Perú, nos comenta los detalles de los mencionados servicios, además de las nuevas rutas que la compañía ha abierto durante el presente año y las que prevé sumar en los próximos meses. Asimismo, en la entrevista el ejecutivo resalta un factor de ocupación estable en los últimos años y define su posición sobre el reto del crecimiento de las aerolíneas “low cost” en el mundo.

 


¿Qué rutas han abierto este año?
En lo que va del año hemos abierto varias rutas y tenemos algunas todavía por abrir, tenemos Dallas – Ámsterdam, luego Dallas – Roma. A Roma ya volamos desde varios sitios, pero Dallas es un complemento. Tenemos casi seis orígenes en el caso de Roma. Luego tenemos Barcelona, que está empezando a captar bastante público, no entiendo a qué se deba porque mi preferencia era Madrid, pero Barcelona tal parece que le ha sacado ventaja. Ya inauguramos en mayo un Chicago-Barcelona, y Chicago es una adición porque volamos desde Charlotte, desde Miami, desde Dallas, desde Nueva York. Luego dentro de lo que es Latinoamérica también hay tres puntos nuevos, dos que han entrado en operación y uno que está pendiente. Mérida en México, la ciudad de Guatemala desde Chicago, esta vez porque volamos desde Miami. Y lo más cercano a nosotros, para el 15 de diciembre, es Cartagena desde Miami. Luego el oriente, en el caso de Pekín volamos desde Dallas, desde Chicago, pero ahora estamos añadiendo Los Ángeles; no se sabe exactamente la fecha, esperemos que sea antes de fin de año.

Hay un nuevo producto que es el Premium Economy ¿cierto?
Correcto. Esto es hablando un poco de la diversidad, de la demanda, y donde muchas personas quieren algo un poco diferente, no tienen el presupuesto ni quieren pagar por un servicio full Premium, pero requieren de un espacio mayor o ciertas comodidades, sobre todo por la distancia de los vuelos. En este caso el Premium Economy primero está ubicado físicamente detrás de lo que es Premium y delante de lo que es Económica en general. La infraestructura es totalmente diferente.


¿O sea es un intermedio entre la Económica y Superior?
Sí, es un intermedio. Hay una variedad grande, hay una cosa que es real y es el hecho que los asientos de Económica son más estrechos y a veces hay personas que requieren de un poco más de espacio, inclusive en razón de su tamaño y una serie de cosas. Y para eso había el Main Cabin Extra, que es un poquito más amplio para ese caso específico, pero este Premium Economy es algo que va más allá del Main Cabin Extra, tiene un espacio sustancialmente mayor, tiene un tratamiento diferente en cuanto a comidas por ejemplo, inclusive las cualidades del asiento son sumamente muy cercanas a lo que es Premium. Tiene los apoya pies, se reclina bastante bien, es obvio que sin llegar a los 180 grados que tiene la Business o la Premium, pero es bastante reclinable.

La conectividad es importante para el pasajero, cargar el celular por ejemplo…
Definitivamente, cargar el celular en la ruta y tener servicio de Internet. Yo espero que se diversifique y llegue a todas las flotas. En este momento solamente hay dos flotas que ya lo tienen, que es el 787 Dreamliner y el 777 HD. Dentro de las rutas cercanas a nosotros que ya tienen esa posibilidad están Buenos Aires, Sao Paulo, Río, Santiago de Chile y luego en los trasatlánticos hacia Europa y transpacíficos hacia el oriente. Ya hay este Premium Economy, que es un intermedio, de tal manera que si uno se pone a ver en un avión la cantidad de diferencias en cuanto a la estructura misma, tenemos Premium, Business, Premium Economy, Main Cabin Extra y Económica.

Mencionaste un vuelo Dallas – Roma ¿Ese vuelo conecta también con el vuelo de
Lima?
Casi seguro que sí conecta, porque la tendencia es que todos los vuelos transpacíficos, transatlánticos de los Hubs salen después del mediodía, generalmente a mitad de la tarde o final de la tarde, y nuestro vuelo de Dallas justamente para poder conectarse con todas las alternativas llega muy temprano en la mañana, llega a las 7:25 de la mañana.


Se decía que las low cost están llegando al mercado trasatlántico y probablemente en un futuro tengan servicios entre Europa y los Estados Unidos ¿Cómo asumiría American Airlines este reto del crecimiento de las low cost?
El mercado es variado, amplio, de tal manera que va a haber demanda de todos los diferentes servicios al punto que se están creando nuevos tipos de servicio inclusive como el Premium Economy, que es más un servicio hacia arriba que de la mitad hacia abajo. Pero también es verdad que hay un gran público que está tratando de utilizar el transporte aéreo y para eso requiere de unas tarifas más cómodas, y ese nicho lo están llenando las low cost. En el caso de American estamos haciendo la prueba, tenemos otro producto que se llama el Basic Economy. En este momento, como es un test, sólo son 10 ciudades en los Estados Unidos donde se está ensayando. Justamente dependiendo de la extensión de la ruta y la cantidad de gente, se estudia un poco el mercado, dónde es que realmente se requiere de este servicio y se hace la prueba. Eso significa que no es todo el avión, la ventaja de las aerolíneas tradicionales respecto de las low cost es que tienes toda la gama, o sea utilizando el mismo avión se puede diversificar el tipo de servicio que le ofrece al usuario, y en este caso el Basic Economy vendría a ser una emulación de lo que es el low cost care con algunas ventajas.

Estamos hablando de un producto diferente que no necesariamente es low cost
Correcto. Emula las características, sobre todo del precio, pero para obtener ese precio es obvio que también se reduce los adicionales que se otorgan a bordo, pero de una manera como parte del avión, por eso es un ensayo. Vamos a ver realmente cómo funciona y hasta qué punto puede llegar a ser rentable.

¿Cuánta tripulación peruana hay?
Bueno, en este momento tenemos un total de 138 tripulantes peruanos. Hubo un periodo que no se añadió más gente a la base de Lima. Recién hace dos años hemos añadido un grupo de 19 nuevos flight attendants, pero todo el resto viene de mucho tiempo atrás, de manera que ellos tienen mucha experiencia y definitivamente les gusta trabajar. Son 138 flight attendants para tres vuelos, pero al mismo tiempo se da soporte a algunas rutas como es Brasil, por ejemplo, o como es Centroamérica. Por cada vuelo hay un periodo de descanso, hay un periodo de reserva y dependiendo del tipo de avión el mínimo indispensable puede ser 8 o 6.


Escuchamos sobre un sistema de seguridad de equipaje que están perfeccionando
Para nosotros como empresa es claro que hay dos aspectos en el transporte que el cliente valora por sobre todas las cosas. La primera es el itinerario, el tiempo de vuelo entre punto y punto, las horas de salida y las horas de llegada, pero al mismo tiempo requiere que su maleta sea trasladada de una buena forma, que llegue en buenas condiciones y que llegue junto con él, que es un tremendo desafío. Nosotros trasladamos diariamente más de un millón de maletas en todo el sistema, y un hub fácil digamos 140,000 maletas manejadas diariamente que llegan en múltiples vuelos y conectan múltiples vuelos. Los Hubs son insuficientes, pero ahora con la ayuda de la tecnología hemos desarrollado un sistema que es el Track your Bags que tiene dos partes, por un lado la empresa de lo que se encarga es de escanear cada una de las maletas, en cada uno de los puntos que entra en contacto con la empresa, es decir en el momento del check in en el counter, luego en el momento en la rampa cuando la suben a bordo, si tiene conexiones cuando baja en la conexión y cuando vuelve a subir en la conexión.

Digamos, en el caso de una maleta perdida, uno puede saber cuál fue el último punto en donde la registraron…
Exactamente, y eso no queda ahí. Lo que pasa es que eso se ha trasladado al usuario, es decir, el usuario con cualquier medio electrónico, empezando por los teléfonos celulares, puede hacer el traqueo de la maleta.

¿Cómo les fue en el 2016 en comparación con el 2015?
En el caso de Perú tenemos una operación bastante sólida, pero tampoco ha sufrido variación ni hacia arriba ni hacia abajo. Para nosotros, uno de los factores que nos determina de manera inmediata cómo ha funcionado es el factor de ocupación. En el factor de ocupación podemos concluir que en estos últimos años siempre estamos por encima del 80 por ciento. Hay temporadas altas que pasamos del 90 por ciento, pero el 80 por ciento es una línea que nos permite asegurar que hemos tenido un comportamiento bastante estable y la verdad que también esto se ve limitado por la capacidad. A mayor oferta podría haber mayor volumen, pero en este caso nuestra oferta tampoco ha variado, son ya tres años consecutivos que tenemos la misma oferta. Nosotros ponemos en el mercado peruano alrededor de 520 asientos diarios, solamente de salida y eso no ha cambiado, salvo pequeñas variaciones, cuando se reconfiguró los asientos.